Nota de prensa

El Consell aprueba una declaración institucional con motivo de la conmemoración del 600 aniversario de la Generalitat Valenciana

12/01/2018

El Consell ha aprobado una declaración institucional con motivo de la conmemoración del 600 aniversario de la creación de la institución de la Generalitat Valenciana, cuyo objetivo es "un mejor conocimiento de la historia de la institución, que encarna en la actualidad la representación política de los valencianos y la administración del autogobierno".

Además, según el texto institucional, con la celebración de esta efeméride se trata de "entender mejor su especificidad en comparación con las instituciones de otras partes de la Corona de Aragón, de España y de Europa occidental y mostrar una posibilidad de construcción moderna del Estado que quedó truncada al comienzo del siglo XVIII, a raíz de la abolición del ordenamiento político e institucional foral al Reino de Valencia".

Así, con motivo de esta conmemoración y "considerando que el mejor conocimiento de aquello que fueron nuestras instituciones durante los siglos de régimen foral ha de servir, no solo para la recuperación de nuestra historia, sino también para situar en perspectiva el sistema político e institucional propio de los valencianos y valencianas" el Consell declara su voluntad de continuar profundizando en la democracia y de avanzar hacia fórmulas políticas e institucionales que sean cada vez más inclusivas para el conjunto de la ciudadanía.

Finalmente, la declaración recalca la voluntad del Ejecutivo valenciano de seguir trabajando dentro del marco constitucional "para desarrollar un modelo de convivencia más solidaria entre todos los territorios de España que, al mismo tiempo que reconozca y proteja la pluralidad y el respeto a la señas de identidad de cada uno, garantice adecuadamente la igualdad efectiva, tanto en el disfrute de los derechos como en la contribución a las cargas comunes".

Orígenes de la Generalitat Valenciana

"En el año 2018 se cumplen 600 años de la creación de la Generalitat Valenciana, la institución que, nacida con una finalidad fiscal y financiera, acabaría ostentando la más alta representación política del Reino de Valencia".

"Sus orígenes se remontan a la segunda mitad del siglo XIV, cuando los grandes gastos exigidos por la larga guerra que entonces enfrentaba a las monarquías castellana y aragonesa hacían necesario un importante esfuerzo económico del Reino, pero fue en 1418, con Alfonso el Magnánimo, cuando la institución adquirió carácter permanente y se desarrolló plenamente", tal y como enuncia el texto conmemorativo.

"La Generalitat o Diputación del General, como se denominó inicialmente, era una comisión permanente de las Cortes representativas del conjunto (general o generalidad) de los habitantes del Reino de Valencia. Cuando el rey solicitaba un subsidio en las Cortes, estas no solo negociaban con el monarca la cuantía del donativo, sino que se reservaban también la recaudación y administración de los impuestos -las generalidades- ordenados para reunir la suma acordada, funciones que se ejecutaban a través de la Diputación del General o Generalitat", detalla el escrito.

Así mismo, la declaración recoge que con el tiempo, la Generalitat "fue asumiendo funciones políticas que la configuraron como institución representativa del Reino y autónoma respecto de los oficiales reales. Su existencia, junto con el pactismo propio de los ordenamientos jurídicos de la Corona de Aragón, darían lugar a una construcción política distinguida por un mayor equilibrio de poder entre el rey y el reino que le caracteriza a otros sistemas estatales de la época".

"En la Edad Moderna, la Generalitat iría perdiendo parte de su peso político y compartirá la representación del reino con otra institución creada en 1648, la Junta de Electos de los tres estamentos o brazos de las Cortes", añade el texto institucional. En 1707 fue abolida, como el resto de las instituciones del Reino de Valencia, por el decreto de Nova Planta promulgado por Felipe V, en el marco de la Guerra de Sucesión, que sustituía el ordenamiento foral por las leyes y instituciones castellanas, con una visión del estado y del poder de la monarquía mas centralista y absolutista.

Finalmente, la declaración dice que "en los siglos XIX y XX, la antigua Generalitat se convirtió en objeto, primero, de evocación nostálgica por parte de los eruditos y escritores de la Renaixença y, más tarde, de reivindicación por parte del valencianismo político. Con la transición democrática y la aprobación del Estatuto de Autonomía de 1982, se recuperó el nombre de la Generalitat como identificación del conjunto de las instituciones de autogobierno valenciano, incluyendo el Consell, las Cortes y el conjunto de instituciones consultivas y normativas que el mismo Estatut configura como núcleo básico del sistema político propio de los valencianos".